No sabíamos de que se trataba, tener un chico de intercambio, cuando a Victoria, mi hija mayor, un compañero del Instituto, Martín, le pide que hable conmigo para aceptar en nuestro hogar a Srdjan, que no tenia familia anfitriona a ese momento. Al principio fue una negativa, pero gracias a su insistencia y la compañía en eso, de su hermana Milagros, fue aceptada la idea. Así, fue como llame a YFU, y hablé con Maricruz, ofreciendo nuestro hogar.

El 13 de ago sto del año pasado llega Srdjan, a Goya, con dos chicas de intercambio que por supuesto, tenían otros hogares destinados, de la misma localidad. La verdad, pobre, Srdjan, las familias de las chicas se encontraban en la terminal de ómnibus, no así nosotras. Pero bueno, llegamos y ahí creo, al vernos, comenzamos a tener una muy buena química. Antes habíamos charlado con él por Facebook, mis hijas desde EE UU donde se encontraban, pues habían ido a Disney por sus quince años, y yo desde acá.

Al comienzo fue extraño, tanto para mi, como para mi hija, Victoria, porque Milagros, se encontraba al momento, en Corrientes, imagínense, todas mujeres, con hijo varón ahora,un hermano para ellas. Lo primero que hizo Victoria, fue llevarlo a recorrer la ciudad.

En parte convivir con Srdjan, fue volver a tener ciertas actitudes que se tiene en el hogar cuando se comparte el mismo con una figura masculina. Digo esto porque desde mayo del 2010, fecha ésta en que falleció, Mario, mi esposo, se convirtió nuestro hogar, en un lugar de mujeres. Pero debo decirles que no fue nada difícil, al contrario, hemos armado una muy buena familia.

993622_385103081595014_581192128_n

En el colegio, fue muy bien aceptado, sus profesores no se olvidaran de él seguro.

Al principio no quiso salir de noche, pero luego se hizo de amigos y venían a casa a jugar al TEG, que a Srdjan le gusta mucho.

Bueno, lo hemos llevado a Buenos Aires, en varias oportunidades, conoció Entre Ríos, Santa Fe, las Cataratas, algunos lugares, de nuestra provincia.

Pienso, y estoy segura por sus dichos, que le ha gustado mucho vivir este año en nuestro país y poder conocer más sobre nuestra cultura y nuestra geografía.

Lo que a mí respecta puedo decirles, que se me fue mi hijo varón, como dije a sus padres cuando hablamos por Skype, vino el hijo de ellos, pero regresó el mío!

Bueno, la experiencia fue muy linda, la verdad que cuando me reponga de esta ausencia que creó en mí el regreso de Srdjan, los ayudaremos nuevamente abriendo las puertas de nuestra casa, humilde pero con mucho amor, para otro estudiante que lo necesite.

Agradecemos a Maricruz León y a Rita Enei, por la ayuda que nos dieron con esta experiencia.

 

Cariños

Goya, Corrientes, Flia Romero – Díaz Lacava – Julio 2013

 

1010315_385098664928789_853897863_n