De qué se trataría Holanda, la familia me querría, y si podría hacer amigos eran las dudas que se me cruzaban momentos antes de subir al avión.

Un idioma nuevo! Era mucho más fácil un país que hablara inglés, pero hoy les digo no es un impedimento para nada!

Recuerdo como si hubiese sido ayer que llegué al aeropuerto de Ámsterdam y mi familia anfitriona me esperaban con una cartel en holandés de bienvenida! El primer shock; su saludo tan seco, acostumbrada a nuestra cultura y no entender una palabra de lo que me decían!

Llegué a lo que hoy es mi segundo hogar en el mundo, siendo un pueblo muy chico en la zona rural, y con bicicletas para todos lados!

Llegó el primer día en el colegio, e iba con mi vecina que me guiaba por el camino. Eran unos 40 minutos en bici. Y dado mi poco estado físico la primer semana no podía ni llegar! Terminaba siendo tirada por alguno de mis compañeros. Con el tiempo mi estado físico mejoró y llegaba a las clases a tiempo!

Hacer amigos me fue muy fácil! Empecé muchas actividades extracurriculares y tomé distintas clases en el colegio por lo que cambiaba de gente constantemente. Pasado el primer mes ya tenía un grupito con los cuales frecuentaba más que nada salidas los fines de semana!

Mi familia anfitriona logró que me sintiera como en mi casa, siempre siéndome muy directa con las reglas y las expectativas que tenían sobre mí logramos una convivencia espectacular. Todas las noches me quedaba con mi madre hasta altas horas de la noche hablando de todo! Hoy es una gran amiga!!

Así recorrí todo el semestre conviviendo con una excelente familia y amigas increíbles que hasta aprendieron a hacer empanadas milanesas entre otras cosas (hoy las siguen haciendo!).

El país me pareció espectacular, una cultura muy amigable con la cual tratar donde con una bicicleta lográs independencia para poder ir a casa de tus amigos, ir al shopping, etc.

Hoy, hace 6 anos volví y sigo teniendo una relación muy fluída con amigos y familia! Pasé las fiestas del año pasado de vuelta con ellos! Fue hermoso y sentía como si nunca me hubiese ido! Y hace unos meses mi hermanito de Holanda se quedó unos meses con mi familia acá en Argentina.

Si me preguntan, irse de intercambio es una experiencia única que te hace crecer muchísimo como persona! Es muy difícil ponerlo en palabras pero los que nos fuimos compartimos algo que nunca se olvida.sd1