El 15 de agosto vino una chica de Suecia a Argentina. Ella pensó que ella entendía todo lo que necesitaba entender. Pero ya en la primera noche el shock de la cultura era tan grande que ella necesitó llorar. Durante su primera semana ella lloró casi cada día. No le gustó todo lo nuevo y “todo era mejor en Suecia”.

el1
Pero eso empezó a cambiar. Más amigos que ella recibió y que más días pasó, ella empezó a sentir más cómoda en su nueva cultura. Ella aprendió a tomar mate, cómo ir a la farmacia, como hacer en Argentina para divertirse en Argentina. Después de tres meses ella se sintió bastante cómoda con cada parte de su vida, además con su relación con su familia anfitriona. Ella pensó que no veía ningún cambio los primeros meses probablemente no iba a ver algún cambio en el futuro. Luego ella cambia familia. Durante el proceso cosas si cambió y cuando el proceso de cambiar familia era cerrada ella tenía dos familias en Argentina.

Después tres meses escribí en mi blog que me sentía como un árbol. En Suecia era una semilla con sus raíces, una germen que justo empezó ver el sol. Durante su tiempo en Argentina el germen empezó a ampliarse contra el sol. Desarrollarse para hallar comprensión. El árbol sintió seguro con sus raíces, y que mientras más alta el árbol sería, más la corona de árbol podía ver su ambiente y más podía entender lo que pasa alrededor.

el2

En noviembre tenía una revolución dentro mí contra Suecia. Todo que era Suecia era malo y todo que era Argentina era bien. Pensé que el pensamiento de suecos era loco y no podía entender por qué comportarse tan estricto, perfecto y correcto.

En diciembre sentí todo satisfecho con mi vida en Argentina. Tenía mis amigas y mis familias, empecé a hacer muchos viajes y desde diciembre yo simplemente disfruto mi vida en Argentina.

Ahora mi vida es como eso; vivo en Reconquista en las semanas y en los fines de semana visito mi vieja familia en Avellaneda. La relación dentro mis familias es bien también. En la noche de las semanas tengo universidad y leo historia. Es muy interesante! Justo empecé y ya he buscado nuevas amigas en mi curso. Tengo un montón de familias y amigas acá que quiero con todo de mi corazón. Primero mis dos familias, después tenemos la familia de Flor (la voluntaria) y la familia del tío de Facu que siempre abren su casa para mi cuando los visito. Todo la familia Agustini es así. Ayer también recibí un mensaje de la familia de Caro en Buenos Aires que me preguntan que si no quiero visitarlos en Buenos Aires antes me vaya. Como les dije, tengo muchas familias que quiero en Argentina.

el3
En mi tiempo libre hice natación dos meses y desde enero hago árabe con mi hermana de Reco. En junio tengo una gran show y voy a bailar con un hombre que es famoso en todo el mundo de baile árabe.

Al fin quiero escribir gracias por ese oportunidad. Amo mi vida de Argentina. Mis amigas están felices porque sólo faltan dos meses yo estoy triste porque sólo me faltan dos meses.

Un beso, Elin
el4